Calidad del aire interior de una vivienda.

Calidad del aire interior de una vivienda.

 

El control de la infiltracion de aire es importante para evitar que aire sin control penetre o salga de nuestras casas. Menos perdidas de calor o frio significa menor necesidad de acondicionamiento térmico tanto en verano como en invierno.

La duración de vida útil de la casa se ve mejorada, previniendo el daño causado por hongos producto de la infiltracion y posterior condesacion al llegar esta a paramentos frios. Contribuye a mantener un confort térmico y mejora la calidad del aire interior previniendo que sustancias que provocan alergias son llevadas al interior a traves de dichas infiltraciones.

Otro aspecto de mejora es la calidad de la aislacion sonora.

 

Una casa para considerarse aislada debe poseer en su envolvente (paredes exteriores, pisos y cubiertas), los siguientes controles cuyo orden es de mayor a menor importancia: 1-control del agua, 2-control del aire, 3-control del vapor de agua, y 4-aislación térmica.

Si entra agua a una casa, ninguno de los siguientes controles tienen sentido. El control de aire sin embargo no es practicamente tenido en cuenta en Argentina y representa el segundo punto a cuidar en el tratamiento de la envolvente de un edificio. Luego aparece en importancia la inflitración de vapor de agua. Ensayos realizados en una placa de durlock de 1,2×2,4 durante todo el invierno, compararon la inflitración de aire por un orificio de 1”x 1″ versus la infiltración de vapor de agua a través de la placa y el resultado fue 30 litros contra 1/3 litro. Esto implica que es mas importante tapar orificios o juntas donde puede penetrar aire que colocar una barrera de vapor. Muchas veces colocan barreras de vapor bajo un durlock, en el lado interior de una pared. Esto en climas templados y húmedos como el de Buenos Aires, logran que en invierno condensen 30 litros en dicha barrera de vapor por cada placa. Esto se debe a que la humedad ambiente que es mayor que la humedad exterior tiende a salir hacia afuera.

Por último tenemos a la aislación térmica cuya función es mantener la temperatura interior constante durante todo el año. Para ello debe contar con los controles antes mencionados, diseñados y ubicados en funcion de los distintos climas y manteniendo su capacidad aislante de manera ininterrumpida en toda la envolvente de la casa. Cada zona climática tiene distintas características y no podemos construir en todos lados de la misma forma.

Estados Unidos por dar un ejemplo en su codigo de construcción posee 7 zonas climáticas con distintos códigos de edificacion, teniendo en cada zona consideraciones no recomendables para otras.

 

Controlar la inflitración de aire en una construcción tradicional compuesta por un ladrillo cerámico revocado de ambos lados con morteros cementicios o de yeso, ya que esta posee muchísimas rajaduras, micro fisuras que con el correr del tiempo se transforman en entradas de humedad a través del aire. Esto solo puede resolverse utilizando cámaras de aire con barreras de aire y/o placas EIFS aplicadas sobre la mamposteria.