Cambiando la forma de construir en Argentina.

Cambiando la forma de construir en Argentina.

La forma de concebir una vivienda esta cambiando en todo el mundo. El incremento imparable de costos de la energía convencional y la concientización global del las consecuencias del cambio climático, están empujando a construir de manera sustentable y aplicando arquitectura bioclimática. Ha concluido el tiempo de construir sin importar cuanto se gasta en calefaccionar o refrigerar, donde no se considere la calidad del aire interior y el bienestar de sus ocupantes, la necesidad de utilizar energía proveniente de fuentes renovables y la reducción de emisiones de CO2 en todo el proceso constructivo. La energía mas económica es la que no se gasta.

 

En paises como España y Estados Unidos el público ya esta familiarizado de construir con estandares de eficiencia energética. Argentina esta dando sus primeros pasos, con leyes ya sancionadas pero con casi nula aplicación. Estas leyes basadas en normas IRAM regulan el comportamiento térmico e higrotérmico de una vivienda para cumplir estánderes de eficiencia energética.

 

Somos los profesionales los que tenemos que tomar conciencia que no podemos seguir construyendo de la misma forma. Proximamente será instaurado a nivel nacional la obligatoriedad del etiquetado energético de viviendas. Será un antes y después en la forma que el público evalúa las viviendas, ya que al igual que un electrodoméstico tendrá una categoría que medirá su eficiencia. El público comenzará a preguntar sobre performance energética, calidad del aire interior, en definitiva como esta construida la vivienda para lograr un determinada categoría. Nos encontraremos con edificios o casas construidos que cumplen con dichos estandares (los nuevos), y otros que no.

Para entender cual es el cambio, debemos pensar que el objetivo al construir una vivienda es lograr eficiencia energética y calidad de aire interior. Puedo afirmar que la mayoria de los profesionales no lo tienen en cuenta. Esto lleva a pensar antes que nada que tipo de envolvente debe tener la vivienda, para luego pensar en orientaciones, asoleamiento, y comenzar el diseño de la misma.

 

Luego de haber estudiado cual sistema constructivo se puede considerar ideal en Argentina para lograr una construcción eficiente energeticamente puedo afirmar que los paneles SIP cumplen dichos requisitos.

 

Otros sistemas analizados.

Construcción tradicional con ladrillos: la mayoría de las construcciones se realizan con ladrillos mampuestos y hormigón armado. Estos materiales poseen por si solos muy poca resistencia y necesitarían múltiples capas de material aislante adicional para lograr estandares adecuados. Producen en lugares húmedos como Buenos Aires un sin fin de patologías como hongos, ácaros que dañan la salud de los ocupantes y deterioran la durabilidad de la construcción.

Bloques de hormigÓn celular liviano curado en autoclave (Retak): Es un excelente bloque, con mejor aislación que el ladrillo u hormigón, muy resistente al paso del agua y aire, pero no deja de ser un proceso lento de construcción, que involucra muchas horas hombre.

Entramado de madera : esta construcción clásica de Estados Unidos con cientos de años, hoy ha desarrollado técnicas para lograr altos grados de eficiencia energética pero no es de las mejores. Consiste en un entramado de tirantes de madera, revestidos interior y exteriormente con placas de terciado fenólico o OSB. Como ventajas es que utiliza madera plantada lo que la hace sustentable. Su desventaja es que posee muchos puentes térmicos en su envolvente lo que hace que se reduzca de manera importante su capacidad aislante y hermeticidad. Si, la madera no se considera material aislante aunque es mejor que el acero. En argentina no hay mano de obra capacitada.
Steel Framing : Este sistema similar al entramado de madera utiliza perfiles conformados en chapa zincada a modo de estructura. Al igual que el anterior la aislación térmica usualmente se coloca entre las placas de cierre exterior e interior. Es el sistema de construcción no tradicional mas utilizado en Argentina. La desventaja respecto del anterior radica en que los parantes estructurales son metálicos y gran conductores de calor y frío. Para mitigar esto lo que se suele utilizar es colocar placas aislantes exteriores en toda la envolvente. Si bien es viable y se pueden lograr una gran eficiencia no lo logra el sistema por si solo.
Paneles SIP : Los paneles SIP son un sistema constructivo formado por paneles sandwich de dos laminas de OSB con un relleno de EPS en su interior, y cuyo espesor puede regularse según sea el requerimiento clímatico del lugar de construcción. Se arman en fábrica y permiten ser montados en obra a mano. Entre sus virtudes podemos afirmar que es una de las maneras mas rápidas de construir, es uno de los sistemas que mejor hermeticidad al paso del aire existen y junto con su gran aislación, continua a lo largo de toda la envolvente y con menor cantidad de puentes térmicos que el entramado de madera, lograr ahorros superiores al 50% en calefacción y aire acondicionado.
En Argentina hay varios fabricantes de paneles SIP. Los hay con EPS (telgopor) y poliuretano expandido. Los últimos son los que mejor aislación tienen pero son también muy costosos. Me inclino definitivamente por los de EPS.
A continuacion dejo un comparativo de espesores equivalente con distintos materiales para lograr una misma aislacion térmca.
Poliuretano 70 mm, EPS 110 mm, lana de vidrio 130 mm, celulosa 140 mm, madera 350 mm, Horm. celular autoclave 600 mm, ladrillo hueco 2500 mm, hormigon 5500 mm.
Para lograr una vivienda eficiente energeticamente en Buenos Aires se requeriria un panel SIP de 130 mm de EPS, y deberíamos hacer un muro de 5,5 m para lograr igual capacidad térmica. Acá se puede observar lo mal que se construye, ya que es común ver casas modernas y muy lindas construidas con muros de hormigón.
Como se ve una vivienda se construye habitualmente con un muro de ladrillo hueco de 18 cm, si ademas se colocan aberturas de aluminio con vidrio simple, la envolvente entera necesitará no solo mas del doble de calefaccion y aire aconcdicionado sino que producirá condensaciones superficiales y intersticiales aun epócas intermedias como en otoño o primavera.
Una reflexión final: Si estas inviertiendo en la construcción de una vivienda que preferís mas:  invertir en materiales o sistemas que promueven la performance energética o gastar dinero en inodoros o pisos de ultima generación.