COMO ELEGIR EL MURO IDEAL

COMO ELEGIR EL MURO IDEAL

Ing. Gabriela Legüero – Ing. Adrian Murphy

La envolvente ideal es aquella que logre controlar estas condiciones en su respectivo orden: 1- control del agua, 2 -aire, 3 -vapor de agua, 4- aislación térmica. Si la misma no cuenta con el primero el resto carece de sentido, sin los dos primeros los otros carecen de sentido y asi sucesivamente. Nos encontramos con que una buena aislación es inútil sin el resto de los controles.

De la envolvente, en esta oportunidad, vamos a tratar los muros, dejando para otro news letter el tratamiento de los techos y pisos.

La pared ideal es aquella que esta compuesta por elementos que en su conjunto cumplen con las cuatro condiciones mencionadas anteriormente.

Entonces, cómo logramos cumplir estas 4 condiciones?

Esto se logra colocando elementos en un orden adecuado de manera de poder aislar las condiciones climáticas exteriores de las interiores.

El muro ideal estará compuesto por: un revestimiento interior + muro con aislación térmica + aislación hidrófuga y de aire + revestimiento exterior.

Para lograr un mayor cumplimiento sobre el control de agua, es fundamental contar con una cámara de aire ventilada entre el muro aislado y el revestimiento exterior que permita que el agua que penetre a través del revestimiento tenga un canal de salida y evaporación.

Según investigaciones del Ing. Joseph Lstiburek, director del Building Science Corporation, y colaborador en la confección del código de edificación de Estados Unidos : “la cámara de aire es vital en lugares donde llueve mas de 50 mm al año. Por debajo se consideran climas secos y no es necesaria.”

Analizaremos ahora el cumplimento de estas condiciones en distintas tipologías constructivas frecuentemente utilizadas.

Los ladrillos cerámicos huecos, son lejos los mas utilizados. Llevan un revestimiento  interior y exterior, pero no cumplen con las 4 condiciones indicadas anteriormente. Las razones por las cuales la amplia mayoría sigue eligiendo un sistema inadecuado, son muchas. Por empezar no se cumplen las normas o códigos de edificación que regulen las condiciones térmicas y riesgo de condensación de la envolvente en las construcciones, y donde los profesionales somos actores principales. Otros factores son: materiales inadecuados por cuestiones de costos, baja calidad de mano de obra, no utilizar las variables climáticas para definir el sistema de la envolvente.

Sobre el muro exterior se aplican tradicionalmente tres revoques, azotado hidrófugo, revoque grueso a la cal, y revoque fino a la cal. La capa impermeable recae en el primero. Para incrementar el efecto impermeable se utilizan pinturas elastoméricas como capa de terminación.  A pesar de la capa impermeable del azotado hidrófugo y la pintura exterior, los revoques son permeables al agua de lluvia y al vapor de agua. Estas ingresan a través de la capas de revoque se almacena de manera inofensiva al principio en la pared de mampostería hasta que se pueda secar. En climas húmedos como Buenos Aire, esto es difícil ya que es mayor la cantidad de humedad que se acumula en los muros que la que puede salir, manifestándose en hongos y humedades nocivas para la salud de la construcción y de sus ocupantes.

Existe una versión mejorada de mampostería de ladrillos de muro simple. Se trata de muros dobles con cámara de aire, los cuales con el correr de los años fueron dejados de lado, por razones económicas y de cumplimiento de medidas mínimas requeridas en los códigos. Son muros que, si bien, no cuentan con la aislación térmica hoy requerida, mantienen condiciones de conservación de energía y control de las condensaciones mejores que la de los muros simples.

Como es el comportamiento del agua en estos muros dobles?

Siguiendo el mismo concepto que en el muro simple, cuando el agua traspasa por presión al muro exterior se encuentra con la cámara de aire que sirve de salida la cual permite su evaporación posterior. Para que esto funcione la cámara de aire debe estar correctamente ventilada.

En los sistemas de construcción en seco, como el steel frame, entramado de madera o paneles SIP, (todos disponibles en argentina y de gran crecimiento en los últimos años), la resistencia estructural y aislación térmica la componen el muro o panel principal. Este debe protegerse con una barrera al paso de agua y el aire, con el fin de preservar los elementos estructurales que son de acero o de madera. La necesidad de contar con la cámara de aire vuelve a cumplir la función de protección de la membrana hidrófuga. En este caso el agua puede traspasar el revestimiento exterior, sea este revoques, siding en cualquiera de sus tipos, madera. Nuevamente al entrar en contacto con la cámara de aire ventilada, reduce la presión del agua la cual escurre hacia afuera.

A veces lo importante es no evitar que se moje un elemento del muro sino que seque. Como es inevitable que en algún momento esto pase, debemos ser precavidos y permitir el secado a través de la cámara de aire ventilada. La utilización de una membrana inteligente de última generación es de suma importancia.

En cuanto al espesor de la cámara, según Lstiburek debe ser: “de por lo menos contar  de  3/8” “.

Un error común en construcciones de steel frame colocar el sistema denominado EIFS, como revestimiento exterior pegado a la placa de OSB. Este sistema compuesto por una capa de EPS de variado espesor, una base cementicia con malla de fibra de vidrio que permite recibir un revoque texturado o pintura como terminación. La placa de OSB, sin ninguna posibilidad de respiración o drenaje del agua, termina recibiendo el agua que se filtra a traves de las juntas de EPS, y termina por descomponer el hierro y la madera.

La envolvente ideal, en mi opinión, es la realizada con paneles SIP, utilizando como revestimiento exterior siding en cualquiera de sus tipos, madera, chapa, y un sinfín de materiales nuevos que van apareciendo en el mercado. Eso siempre que incluyamos a la cámara de aire ventilada como actor principal.